Nosotros

Directivos

Miriam
Miriam Isabel Gutiérrez Prieto
Presidente y Apoderado Legal
5421 3451
miriam@apol.org.mx
Antonino
Antonino Bori
Secretario Consejo Directivo
5421 3451
antonino@apol.org.mx

Misión

Coadyuvar al mejoramiento de las condiciones de vida de personas y familias con trastornos psíquicos, aliviando sus sufrimientos en el cuerpo y en el pensamiento, a través de la teoría y la práctica del psicoanálisis, en sus aplicaciones sociales.

Visión

Ser una organizacion reconocida dedicada a la teoría y a la práctica del psicoanálisis en sus aplicaciones sociales, autosustentable y eficaz, perteneciante a redes de instituciones nacionales e internacionales.

Objetivos

Contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de personas y familiars que padecen trastornos psíquicos, a través del tratamiento psicoanalítico en sus aplicaciones sociales.

En el año 2003 la “Asociación Psicoanalítica de Orientación Lacaniana, Asociación Civil”, se constituye legalmente para poder otorgar sus servicios terapéuticos de forma más sistemática y visible. La APOL se inserta en el conjunto de la Asociation de la Fundatión du Champ freudien, con sede en Paris, creada por Jacques Lacan en el 1979, que reúne decenas de asociaciones a nivel internacional, que se inspiran a la orientación lacaniana.

La APOL nace como un apuesta a que el psicoanálisis freudiano, entendido según la enseñanza de Jacques Lacan y en la orientación que le ha dado Jacques-Alain Miller, pueda contribuir a atenuar el malestar psíquico que produce cada forma de civilización, permitiendo un trabajo que transforma la función del síntoma de un tropiezo a una herramienta que orienta en la vida. Comparte el proyecto internacional PIPOL (Programa Internacional de Psicoanálisis aplicado de Orientación Lacaniana) que promueve centros clínicos de psicoanálisis aplicado en todo el mundo: un programa que mira hacia la emergencia y actualización de todas las potencialidades de intervención del psicoanálisis en respuesta a las nuevas modalidades con las cuales se presentan el malestar en la contemporaneidad.

La decisión de crear una Asociación Civil, nace con la intención de poner al alcance a un número mayor de personas, que de manera privada difícilmente acceden o solicitan un servicio de atención a sus trastornos psíquicos. Así, se crea el “Centro La Aurora” para el tratamiento de los graves trastornos psíquicos de la infancia, como autismo y psicosis, déficit de atención con hiperactividad, entre otros, a través del método de la Práctica entre varios, creado por el Dr. Antonio Di Ciaccia, que se aplica con éxito ya desde algunas decenas de años en instituciones de varios países: Bélgica, Francia, Italia, España, Israel, Argentina, Brasil.

Por su misma naturaleza y en respuesta a demandas de atención terapéutica que le venían formuladas por parte de personas, que sufrían por ser afectados por algunos de los síntomas actuales - ataque de pánico, depresión, anorexia-bulimia, adicciones, psicosis, neurosis y la lista está abierta - la APOL abrió una segunda área clínica: el Centro de Consulta y Tratamiento de Psicoterapia y Psicoanálisis aplicado (CENTRA) donde se reciben, se escuchan y se tratan por medio de los poderes de la palabra, las personas que lo piden, sin límites de edad, por ser afectadas por algún síntoma que le procura malestar e invalidación, para ayudarlas a encontrar una solución a su impasse.

Los efectos positivos de los tratamientos orientados por el psicoanálisis se pueden perfectamente señalar. Síntomas, manifestaciones patológicas invalidantes como también malestares persistentes resisten a los tratamientos medicales y pueden encontrar una solución por la palabra, por el dialogo abierto con un practicante formato al método analítico.

Todavía, no obstante su eficacia, el psicoanálisis no es de fácil acceso por todos. Razones ideológicas, sociales y económicas rinden ese encuentro difícil, a veces imposible. Ya la creación del Centro “La Aurora” y de CENTRA ampliaba esa posibilidad, todavía muchas personas quedaban inalcanzables. Madres solteras, niños de la calle, adictos, autistas, y los demás, se encontraban asistidos por otras instituciones, así APOL abrió la tercera área clínica: Formación y Orientación Institucional e Profesional al Psicoanálisis Aplicado y a la Práctica Entre Varios, para ampliar el número de profesionales en grado de realizar intervenciones orientadas por el psicoanálisis y fundadas sobre el poder de la palabra. Varias instituciones, gubernamentales y privadas, han sido atendidos a la fecha: con la Dirección de Educación Especial de la SEP se ha trabajado en algunas escuelas especiales - CAM (Centro de Atención Múltiple) y USAER (Unidad de Apoyo a la Escuela Regular) del Distrito Federal-; Clínica de autismo “El niño oculto” de la Universidad Intercontinental, Ednica I.A.P., Centros de Prevención Comunitaria Reintegra I.A.P., Ayuda y solidaridad con las niñas de la calle I.A.P., Casa alianza I.A.P., Fai Centro del D.F. (Save the Children México).

Toda actividad clínica se junta necesariamente con un incesante trabajo de control, estudio, investigación y difusión de los principios teóricos y sus efectos en la práctica. Trabajo que se pone a confrontación en ocasiones de congresos, jornadas de estudio y foros con otras elaboraciones de otros profesionales empeñados en la misma tarea, para recibir una retroalimentación sobre su propia situación de trabajo clínico y teórico. Así en APOL es activa una cuarta área, de teoría esta vez: Investigación y Difusión, para tener siempre bajo control la ética de sus intervenciones clínicas, y poner sus resultados terapéuticos y sus principios teóricos a conocimiento de la sociedad interesada.